domingo, 27 de noviembre de 2011

Lo que dije (y mantengo) en Leer.es

LOVA (La Ópera un Vehículo de Aprendizaje)
.Este proyecto tiene cuatro objetivos, bueno, quizás más, pero, principalmente cuatro:
INTEGRAR, INTEGRAR, INTEGRAR e INTEGRAR.
1 Integrar a todas y todos los alumnos, porque confiamos en todas y en todos ellos.
2 Integrar todo lo disperso e inconexo en asignaturas, espacios, conocimientos
   Da sentido a todo y todas las tareas y actividades tienen un sentido.
3 Integrar a las familias en el proyecto y en el proceso de aprendizaje de sus hijos
4 Y, lo más difícil de todo, integrar a los profesores, integrar a los maestros y a las maestras.
Podría parecer un proyecto de música, pero no lo es. Podría parecer un proyecto de artística, pero no lo es. Es un potente proyecto educativo integral.
¿Y sabéis por qué es tan potente? Porque está lleno de MOMENTOS MÁGICOS.
. Es MÁGICO comenzar haciendo RETOS, para convertirse en un verdadero equipo, en una COMPAÑÍA DE ÓPERA, con su NOMBRE, su LOGOTIPO, a la vez que se descubre qué es eso de una ÓPERA.
. Es MÁGICO CONOCERSE, descubriendo lo mejor de cada uno y aprendiendo a CONFIAR unos en otros y en sus propias capacidades.
. Es MÁGICO descubrir de primera mano, por auténticos expertos las PROFESIONES que integran una compañía y pasar probando y probándose por ellas.
. Es MÀGICO el momento en que TE ASIGNAN UNA PROFESIÓN de las elegidas por ti, en la  compañía. ¡Tu primer contrato de trabajo!
. Es MÁGICO el momento de buscar un TEMA para nuestra ópera y una FRASE-IDEA-TESIS que exprese lo que nos preocupa y queremos decirle al mundo.
. Es MÁGICO crear 5 PERSONAJES, uno menos que Pirandello, absolutamente de la nada o, para ser más exactos, de mirarse a sí mismos y a sus compañeros, con sus cualidades positivas y negativas y sus propias filias y fobias.
. Es MÁGICO inventar las HISTORIAS de cada uno de esos personajes, lo que les ha llevado a SER COMO SON.
. Es MÁGICO el PROCESO DE DISCUSIÓN de toda la compañía para proponer, argumentar, discutir, defender la propia idea, convencer y dejarse convencer.
De esta MAGIA salen el LUGAR  donde ocurre la acción, el ARGUMENTO y el GUIÓN  de la ópera.

Y en este proceso ¿QUÉ HACEN LOS PROFESORES? ¿Qué… pintan dos, tres, cuatro y a veces más adultos en el aula?
Pues APRENDER A PINTAR LO MENOS POSIBLE, hacernos PRESCINDIBLES, porque este es un proceso de delegación progresiva de responsabilidad sobre su propio aprendizaje.
Y sin embargo no nos falta trabajo. Estamos muy atentos a todo lo que se dice. Les devolvemos sus propias palabras, sus propias ideas. Preguntamos y sugerimos cuando se atascan. Leemos todos sus escritos, no para corregir sus faltas de orto-grafía (¡qué mal les debe sonar a los argentinos esta palabra!) sino para hacerles ver cuándo pasan de la mera descripción a la propuesta de ideas y a la expresión de sentimientos. Es decir, tenemos la gran tarea de  CONOCERLOS COMO PERSONAS, porque, a diferencia de las marquesas, nosotros pensamos que los maestros y las maestras, los profesores y profesoras debemos EDUCAR, no sólo instruir, con las familias, naturalmente, pero educar.
El TRABAJO POR PROFESIONES es MÁGICO no sólo porque en él desarrolla cada uno sus habilidades y sus gustos sino porque se hacen EXPERTOS en algo. Para algunos es la primera vez en su vida que pueden sentirse expertos en algo, que pueden enseñar algo a otros. Y así lo dicen en sus escritos. Podríamos tirarnos horas leyendo escritos de niños y niñas que expresan el fruto de esta MAGIA.
MÁGICA es la CREACIÓN DE POEMAS a partir de las PROPIAS VIVENCIAS, del descubrimiento de las EMOCIONES y de los tesoros que encierran las METÁFORAS. Muchos de esos poemas serán la base de nuestras canciones.
MÁGICA es la EXPOSICIÓN que se monta y explica paso por paso el proceso seguido por la compañía desde el primer día de curso hasta que se levanta el telón.
Y MÁGICA, ¿cómo no?,  es la REPRESENTACIÓN de su propia creación, SOLOS  al fin, después de un duro año de trabajo. En ella todo cobra sentido, todas las piezas del puzzle se unen y el trabajo de todos y todas, igualmente valioso, se presenta en forma de estreno mundial.

En LOVA leemos-escribimos

Lo que sabemos
Lo que no sabemos
Lo que creemos saber
Lo que queremos saber
Lo que deseamos
Lo que imaginamos
Lo que nos duele
Lo que nos pasa
Lo que significa algo
Lo que esconde su significado
Lo que nos gustaría hacer
Lo que sentimos
Lo que vemos
Lo que hemos hecho
Lo que opinamos
Lo que pintamos
Lo que nos cuentan
Lo que aprendemos
Lo que nos divierte
Lo que nos pone tristes
Lo que nos preocupa



Y lo hacemos

Con los nombres
Con las metáforas
Con el logotipo
Con la canción
Con la sierra
Con la música
Con la pintura
Con el gesto
Con la emoción
 Con la aguja y el hilo
Con la voz
 Con las familias
Con el metro
Con el silencio
Con la concentración
Con el martillo
Con el ruido
Con el pincel
Con las luces
Con el blog
Con la poesía
Con la habilidad de cada uno
Con las ideas de cada una
Con el ordenador
Con los carteles
Con el baile
Con los regalos
Con la alegría
Con el desparrame
Con los dibujos
Con los abrazos
Con los personajes
Con la historia
Con los colaboradores
Con la reflexión
Con el agradecimiento

jueves, 3 de noviembre de 2011

Mi comentario a "La maldición del curriculum"

http://olahjl2.blogspot.com/2011/10/la-maldicion-del-curriculum.html
Creo que el debate planteado aquí no es nada baladí.
Mi aportación

Si todos vamos a hacer cosas distintas en la vida ¿para qué seguir el mismo currículo.
Si todos tenemos  un ritmo de aprendizaje distinto ¿para qué exigir a todos lo mismo al mismo tiempo?
Si todos tenemos que tomar nuestras decisiones en la vida ¿para qué un maestro que nos diga siempre lo que hay que hacer?
Si todo tiene diverso caminos y procedimientos, muchos de ellos aún por descubrir ¿para qué proponer o exigir una única respuesta sin investigar siquiera el camino empleado para hallarla?
Si el mundo cambia ¿por qué el currículo no puede cambiar?
Si todos tenemos intereses y habilidades distintas ¿por qué anularlas siguiendo un dichoso currículo?
Si hay muchas formas de aprender ¿Por qué pensar en una sola?
Si hay que adaptar el currículo a los alumnos ¿Por qué intentar adaptar los alumnos al currículo?
Si el currículo no te parece oportuno ¿Por qué no lo echas a la papelera y haces algo mejor, con tus compañeros, con tus alumnos, con las familias y se lo plantas a la administración a ver si tiene narices de echarlo abajo?
Instrucción dirigida y libre descubrimiento. Decía Keit Swanwick: “No se puede aplaudir con una sola mano”. Pero sobre todo, con ninguna de las dos se puede aplaudir en la cara del alumno.
He trabajado más de 20 años sin currículo (de editorial, libro o programa oficial), pero colaborando con mis compañeras y familias, asistiendo a mil cursillos… preguntando siempre.
Creo que me he ganado mi sueldo con creces y que los resultados no han sido malos.
Se puede hacer de muchas maneras a condición de no engañarse a sí mismo y estar dispuesto a  aprender siempre.